Inmersiones

Los fondos de Lanzarote albergan decenas de especies que difícilmente se llegan a distinguir en la primera zambullida por su variedad.

Gran cantidad de pequeños animales pueblan los paisajes submarinos de Lanzarote, muchos de ellos difíciles de ver para los buceadores en las demás de islas como la estrella canaria, el coral naranja, el romero capitán o los enjambres de camarones que se esconden en las numerosas cuevas sumergidas de la isla.


La orografía submarina está marcada por su origen volcánico determinando una variedad paisajística única dentro de las Islas Canarias. Profundos acantilados submarinos, que caen por debajo de los 200 m muy próximos a costa, o extensas plataformas entre islas hacen que las inmersiones en Lanzarote sean de lo más diversas. Cuevas, arcos, veriles (acantilados submarinos), bajones, barcos hundidos, arrecifes artificiales, tubos volcánicos, encuentros con grandes animales, bosques profundos de corales, buceo con tiburones, todo es posible en Lanzarote.

El sentido común, la prudencia, el respeto y la información son el secreto de unas inmersiones seguras. El objetivo es potenciar un buceo responsable que apueste por conservar el entorno y que se esfuerce por mejorarlo.

Lanzarote por su origen volcánico cuenta con una variedad submarina única dentro de las Islas Canarias




La Catedral

Una de las inmersiones más frecuentadas de Puerto del Carmen, la Catedral es una enorme bóveda horadad en el veril entre los 22 y los 30 metros de profundidad.

Más información

El Agujero Azul

La inmersión más famosa de Playa Chica.

Más información

Waikiki

Destaca por tener una de las ramas de coral Naranja más someras de todo el archipiélago canario a 18 metros de profundidad.

Más información